Energías alternativas
Una planta de biogás producirá toda la energía del metro de Monterrey, en México

A partir de agosto, Simeprode, la empresa pública de la ciudad de Monterrey (México) encargada de la gestión de los residuos urbanos, conectará una planta de producción de energía eléctrica a partir de biogás de 5,3 MW que servirá para mover las dos líneas de metro de esta ciudad, conocido popularmente como Metrorrey.

El área metropolitana de Monterrey (estado de Nuevo León, al noreste de México) es la segunda en extensión del país tras México Distrito Federal, y la tercera en población, con más de un millón de habitantes. A comienzos de esta semana, Jorge Padilla Olvera, director de Simeprode, acrónimo de la empresa municipal Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos, anunciaba la llegada de los cinco moto generadores que una vez instalados en la planta convertirán la basura de esta gran ciudad en biogás que generará electricidad.

 

A partir de agosto, Simeprode, la empresa pública de la ciudad de Monterrey (México) encargada de la gestión de los residuos urbanos, conectará una planta de producción de energía eléctrica a partir de biogás de 5,3 MW que servirá para mover las dos líneas de metro de esta ciudad, conocido popularmente como Metrorrey.


El número de motogeneradores da nombre al proyecto, Monterrey Cinco, que según el propio Jorge Padilla, “llevará un proceso de instalación y construcción hasta junio, en julio realizaremos las pruebas y tenemos previsto que en agosto estemos preparados para producir electricidad”.

Energía para el metro actual y el para el futuro

Los cinco motogeneradores tienen una capacidad de 5.3 MW y, para su adecuada instalación y puesta en funcionamiento, varios técnicos mexicanos acudieron a Austria para recibir un curso, así como ahora se contará con especialistas llegados de Alemania (origen de los equipos) para iniciar un trabajo que será mayoritariamente realizado por empleados de Monterrey.

La energía producida está previsto que alimente no solo las dos líneas actuales de metro sino también las nuevas que se inaugurarán en una inminente ampliación. Jorge Padilla afirmó que “vamos a producir suficiente energía eléctrica para que todo el metro con su ampliación funcione al 100% con bioenergía que produciremos con la basura, limpia, no derivada de combustibles fósiles, como gas, petróleo o carbón”. Además, se calcula que sobrará energía, que se aprovechará para el alumbrado público de la zona metropolitana.

Según informa el diario local El Porvenir, este sistema permitirá al metro desconectarse de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y ahorrar en el gasto de energía eléctrica. Para Jorge Padilla, "aunque la inversión inicial supera los 6,5 millones de dólares (4,2 millones de euros), ésta se recuperará en un máximo de cinco años, porque en vez de pagarle a la CFE lo hará a Simeprode, por lo tanto el dinero no va a salir del Gobierno del Estado, porque son dos organismos del mismo gobierno".



Beneficio al ambiente

Jaime Saldaña, Presidente de Bioenergía de Nuevo León, manifestó que independientemente de incrementar la energía eléctrica, y darle más ahorros a los municipios y las entidades de Gobierno, se tiene el beneficio de los famosos bonos de carbono, los bonos verdes.

“La segunda etapa tiene un compromiso de al menos disminuir un millón de toneladas más de CO2, en el mercado de bonos de carbono estamos hablando de 10 a 12 millones de dólares de beneficios económicos adicionales por destruir gas de efecto invernadero, que es el caso del geogás”.

“Independientemente de lo que Monterrey I ha hecho que ya ha reducido más de 1.1 millones de toneladas de CO2, tenemos un beneficio al ambiente, un beneficio a la comunidad por el lado de ahorro en el caso de las entidades de Gobierno y los municipios, y obviamente pues tenemos un beneficio los inversionistas y SIMEPRODE como parte del consorcio, porque todos nos estamos beneficiando de este proyecto que es ganar, ganar”, dijo Saldaña.

 

La energía producida está previsto que alimente no solo las dos líneas actuales de metro sino también las nuevas que se inaugurarán en una inminente ampliación. Jorge Padilla afirmó que “vamos a producir suficiente energía eléctrica para que todo el metro con su ampliación funcione al 100% con bioenergía que produciremos con la basura, limpia, no derivada de combustibles fósiles, como gas, petróleo o carbón”. Además, se calcula que sobrará energía, que se aprovechará para el alumbrado público de la zona metropolitana.

Bioenergía de Nuevo León S.A. de C.V. (BENLESA), en sociedad mixta constituida por SIMEPRODE y BEMSA, empresa subsidiaria del Grupo GENTOR, y en su primera Fase Monterrey I, tiene una capacidad de generación de 7.42 MWh, evitando la emisión de 51 mil 484 toneladas métricas de gas metano, equivalente a un millón 81 mil 684 toneladas métricas de Bióxido de Carbono, al generar 257 mil 787 MWh de electricidad.

En asociación de SIMEPRODE con la empresa BEMSA, filial del Grupo GENTOR, se realizarán inversiones de 7 millones de dólares para la expansión de la Planta de Bioenergía, dentro de la segunda fase Monterrey II, contemplando incrementar la capacidad de generación en 5.30 MWh llegando a un total de 12.72 MWh.

Con la expansión de la planta de Bioenergía se le dará servicio a la primera, segunda y a la ampliación de la segunda Línea del Metro en un 100 ciento de energía eléctrica, Parque Fundidora, Paseo Santa Lucia, y se incrementará un mayor porcentaje el suministro al alumbrado público de los Municipios del área metropolitana, resaltando el de San Pedro al que se le aumentará un cien por ciento.

Esto se refleja en un ahorro anual de 5 millones de pesos a los ayuntamientos, comentó el director de SIMEPRODE, Jorge H. Padilla Olvera.

Además dijo que con esta segunda fase el Gobierno de Nuevo León contribuye con la eliminación de un millón de toneladas métricas de emisiones de Bióxido de Carbono equivalentes, ya que son los causantes del efecto gas de invernadero, y que gracias al éxito de la primera fase a través del Banco Mundial dentro del Protocolo de Kyoto, el Gobierno de Dinamarca será el comprador, el cual pagará a Bioenergía de Nuevo León en bonos carbón el doble de lo invertido en este proyecto.

Descripción general del proceso

En rellenos sanitarios anaerobios se produce la descomposición de la materia orgánica sin la presencia de oxígeno, en este tipo de descomposición participan bacterias metanogénicas que como parte de los residuos de su digestión producen gas metano.


Materia Orgánica + H20 → CH4 + CO2 + Otros gases + Materia orgánica biodegradable


Durante los últimos años han adquirido relevancia a nivel mundial los proyectos de generación de energía aprovechando el metano que se forma en los rellenos sanitarios, obteniéndose con esto un doble beneficio: uno ambiental al quemar el metano del biogás, ya que los expertos le otorgan a esta sustancia un potencial de aproximadamente 21 veces mayor que el dióxido de carbono como gas que favorece el efecto de invernadero y por ende el calentamiento global; y por otro lado un beneficio económico al aprovechar este combustible para generar electricidad sin necesidad de utilizar combustibles derivados del petróleo, como gas natural, combustóleo, etc.

 

En rellenos sanitarios anaerobios se produce la descomposición de la materia orgánica sin la presencia de oxígeno, en este tipo de descomposición participan bacterias metanogénicas que como parte de los residuos de su digestión producen gas metano.


Dentro de las tecnologías disponibles en el mercado mundial, destaca el uso de motores de combustión interna. El sistema consiste básicamente en la extracción del biogás del relleno sanitario mediante la perforación de pozos en el relleno, los cuales se conectan por medio de un sistema de tuberías hacia un ramal central que lo dirige hacia los motores para su combustión. Los motores tienen acoplado a su vez generadores para transformar en electricidad la energía mecánica de los motores.
Desde el proyecto original, la planta generadora de energía eléctrica de BENLESA fue diseñada con tecnología de punta, mediante la instalación de equipos en forma modular. Los motores están integrados pero son independientes en su operación, lo cual facilita el mantenimiento de los mismos, así como le provee flexibilidad al sistema para las futuras ampliaciones. Se puede sacar de funcionamiento cualquiera de los motores ya sea por mantenimiento, reparación o insuficiencia de biogás, y dejar el resto de los motores funcionando.
Los equipos se pueden remover e instalar en otras secciones según se vaya necesitando. La planta ha sido diseñada para operar durante los próximos 25 a 30 años, dependiendo de la vida del relleno sanitario.


Beneficios con el proyecto

Son varios los beneficios atribuibles a este proyecto de ampliación del Uso y Captura de Biogás para la Generación de Energía Eléctrica en el Relleno Sanitario de SIMEPRODE, en el Municipio de Salinas Victoria, Nuevo León. Entre los principales podemos mencionar:

-Los beneficios ambientales, especialmente por el abatimiento de gases con efecto de invernadero.
En mayo del presente año el Banco Mundial firmó con Bioenergía de Nuevo León un contrato de reducción de emisiones equivalentes a 1,000,000 de toneladas de CO2.
Una medida comparativa, es que con la operación del proyecto se dejará de consumir el equivalente a cerca de 1 millón de toneladas métricas de carbón, o a retirar 90 mil automóviles de circulación. También equivale a plantar 970 hectáreas de bosque.

-Al quemar el metano contenido en el biogás del relleno sanitario, en lugar de gas natural o combustóleo, se está actuando a favor de la explotación racional de estos hidrocarburos, cuyas reservas nacionales son limitadas.

-Asimismo se construirá infraestructura eléctrica para el país, específicamente para su utilización en la ciudad de Monterrey y Área Conurbada; esto al incrementar la capacidad instalada para generar electricidad.
Se estima que con esta planta se generarán cerca de 50,000 MWh por año y será capaz de abastecer el 80% del alumbrado público de Monterrey (o como medida de referencia, equivale a suministrar electricidad a 15,000 casas del tipo de interés social).

-También podemos mencionar que es un proyecto viable en términos económicos, y que los municipios que recibirán la energía eléctrica se ahorrarán cerca de $4 millones de pesos anuales en su conjunto.





El área metropolitana de Monterrey (estado de Nuevo León, al noreste de México) es la segunda en extensión del país tras México Distrito Federal, y la tercera en población, con más de un millón de habitantes.




Fuentes: Energías Renovables – Siemprode



Más información sobre energías alternativas

Biorefinería: un generador portátil que convierte la basura en electricidad

Basura convertida en energía eléctrica

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.